¿Por qué el sarampión podría matar a su hijo?

Aunque a algunos se les olvide, el sarampión mata. No es de las enfermedades infecciosas más peligrosas, pero es altamente contagiosa y se extiende fácilmente en epidemias. Además, los bebés de corta edad, las personas inmunodeprimidas, de edad avanzada o con ciertas enfermedades crónicas son carne de cañón para esta enfermedad.

Es la ignorancia, que lleva a una fe irracional. La clave en todo este asunto es que hay gente que cree que pasar el sarampión es mejor y tiene menos riesgos que vacunarse. Craso error. Y basta una sencilla comparación de riesgos para comprobar que esto no es así. Tenemos un amplio conocimiento, por millones de casos, de las consecuencias del sarampión y también disponemos de la experiencia, por millones de personas, de las consecuencias de vacunarse contra esta enfermedad, los cuales nos ofrecen los siguientes datos:

 

Riesgos de la vacuna

 

Leves

Dolor/rigidez articular: 1 de cada 4, especialmente en mujeres jóvenes

Fiebre: 1 persona de cada 6

Sarpullido: 1 de cada 20

Adenopatía (poco común)

 

Moderados

Convulsión: 1 de cada 3.000

Conteo de plaquetas bajo/sangrado: 1 de cada 30.000

 

Graves

Reacción alérgica: menos de 1 por millón

Daño cerebral, sordera prolongados (tan extremadamente raro que se cuestiona la asociación con la vacuna)

 

 Muy graves

Muertes: Ninguna registrada

Riesgos del sarampión

 

Leve/moderado

Fiebre, congestión nasal, sarpullidos y ojos irritados en prácticamente todos los casos

Complicaciones: otitis bacteriana, bronquitis, laringitis, laringotraqueobronquitis y neumonía: 1 persona de cada 15

 

Moderado/Grave

Encefalitis severa (vómitos, convulsiones y, más raramente, coma y muerte): 1 de cada 1.000. Un tercio de ellas tendrá como consecuencia un retraso mental.

Problemas en embarazo (aborto, bajo peso en nacimiento…)

Conteo de plaquetas bajo/sangrado

 

Muy grave

Muerte: 1 a 10 casos por cada 10.000 personas

Panencefalitis esclerosante subaguda: 1 de cada 100.000 personas

 

Los datos hablan por sí solos: Es mucho más arriesgado padecer un sarampión que vacunarse y, por tanto, no tiene ningún sentido dejar sin vacunar a los niños. Las modas, las creencias y la fe deben dejarse a un lado cuando la aplastante realidad pone en peligro la salud de los más pequeños. O nos damos cuenta pronto o lo haremos a base de lamentaciones, lloros y gritos de dolor.

Información por: Esther Samper

Nota: Vacunación masiva en la Provincia Constitucional del Callao.

En el Callao, la Dirección Regional de Salud (Diresa) en coordinación con el Ministerio de Salud, iniciarán mañana 2 de noviembre la vacunación masiva a menores de 6 a 11 meses, de 1 a 4 años y de 5 a 14 años 11 meses 29 días.

La actividad se inicia a las 8:00 a.m. a 5:00 p.m. de lunes a domingo.
La vacunación es gratuita.
Como ustedes comprenderán los menores en esa edad se encuentran en las instituciones educativas.
El barrido se inicia mañana 2 de noviembre y culmina el 30 de noviembre.
Asimismo, se vacunará a las personas que así lo deseen en los 45 establecimientos de salud del la DIRESA Callao, Hospital “Daniel A. Carrión”, San José y Ventanilla. También Essalud.
La Dirección Regional de Salud del Callao, tiene como meta vacunar a 214 mil menores de edad y movilizará 441 brigadas integradas por una enfermera y  un técnico de enfermería.
Por lo que se hace un llamado a los padres de familia permitan vacunar a sus menores hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.