0 Comentarios 6 junio, 2018

ODECMA CALLAO REALIZÓ DÉCIMO FORO ÉTICO SOBRE EL ROL DE LA FISCALÍA DE LAVADO DE ACTIVOS. |

Ante un gran número de participantes, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura de la Corte Superior de Justicia del Callao, jefaturada por el Juez Superior Titular, Víctor Roberto Obando Blanco, realizó con éxito el X Foro Ético denominado “Rol de la Fiscalía de Lavado de Activos” llevado a cabo simultáneamente en diversas salas de audiencias de dicho recinto judicial en forma presencial y por videoconferencia con la asistencia de jueces, servidores judiciales y público en general.

Al dar las palabras de bienvenida, el jefe de la ODECMA Callao, Roberto Obando Blanco, manifestó que esta actividad estratégica forma parte de su plan de gestión 2015-2018, que busca convertirse en un espacio de reflexión y debate, que permita fortalecer, difundir y evaluar la ética judicial, pública y profesional.

En su discurso, el magistrado refirió como dato histórico que el delito de lavado de activos tuvo su origen en la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Drogas Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, que fuera consecuencia del consenso surgido luego de una severa crisis en la política internacional antidroga que se inició hacia finales de 1984 y concluyó en 1988.

Citó también al juez supremo Víctor Prado Saldarriaga quien en su “Curso de Delito de Lavado de Activos. Manual Autoinstructivo”, brinda un concepto operativo sobre este tema, que lo asocia con un proceso variado y dinámico, señalando que “Identificamos a este delito con un conjunto de negocios jurídicos u operaciones comerciales o financieras que procuran la incorporación al circuito económico formal de cada país, sea de modo transitorio o permanente, de los recursos, bienes y servicios que se originan o están conexos con actividades criminales

De otro lado, el presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Benigno Rios Montalvo, felicitó la iniciativa de la ODECMA por organizar este evento y señaló que este ilícito ha acaparado la atención de la dogmática penal. Incluso, la Corte Suprema ha emitido resoluciones donde se analiza con exhaustividad el blanqueo de capitales en sus aspectos procesales y sustanciales.

Indicó que este fenómeno delictivo está en permanente innovación y no deja de generar debate en los ámbitos académicos y jurisprudenciales de nuestro sistema normativo.

Rol de las Fiscalías de Lavado de Activos

El primer expositor, el Fiscal Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, Rafael Vela Barba, explicó que los casos referidos al delito en mención no se tratan a exclusividad, sino en adición a las funciones de los fiscales quienes tienen otros casos. No obstante, dijo que no se puede presentar una acusación fiscal sino se corroboran todas las pruebas o testimonios, por ello, en ocasiones se extienden los tiempos.

Destacó que el Ministerio Público ha fortalecido las Fiscalías de Lavado de activos y están comprometidos con aplicar la Ley.

En cuanto al derecho de defensa, se busca que se identifique una prueba directa para señalar la culpabilidad. En tanto, el Ministerio Público busca condenar por indicios, testimonios. En esa dinámica se “pelean” todas las consideraciones propias del ejercicio del derecho.

El fiscal mencionó que el Ministerio Público tiene que buscar, si no tienen las pruebas completas, incluso fuera del país. No obstante, manifestó que el ejercicio del derecho a la defensa se contrapone, ya que en el caso de una suspensión de prisión preventiva por el caso antes mencionado, los imputados no tienen apuro en ser acusados. Es más, la defensa solicita programar diligencias hasta diciembre generando que la Fiscalía esté imposibilitada de cerrar la investigación porque han planteado tutelas de derecho, recusaciones para seguir realizando actos de investigación y no se pueda concluir con el proceso llegando al vencimiento del plazo establecido.

Por su parte, el ex Procurador Anticorrupción, César Azabache Caracciolo, manifestó que la Fiscalía tiene todo el derecho de decidir cómo “pelear” en qué momento y cómo debe presentar una acusación.

Señaló que el Ministerio Público enfrenta una situación de recursos inagotables y agotables. La actividad penal es actividad agotable, porque cada caso que asume la fiscalía genera un costo elevado dependiendo de la complejidad.

Al concluir las ponencias, el presidente de la Corte Superior del Callao, Walter Rios Montalvo entregó a los expositores Diplomas de Reconocimiento por el aporte académico; y el jefe de la ODECMA, Víctor Obando Blanco, les obsequió libros sobre la historia de La Punta.

Deja un comentario