0 Comentarios 25 septiembre, 2017

INDECOPI responde a municipalidad de Ventanilla. |

Ante la reciente denuncia del alcalde de Ventanilla, Omar Marcos, que sancionarían a la veterinaria de la municipalidad del distrito por cobrar bajos precios, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) informó mediante un comunicado a la opinión pública lo siguiente:

El INDECOPI no está en contra de las campañas que realizan las municipalidades a favor de las mascotas de ciudadanos con menos recursos

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), respecto de la información propalada por algunos medios, en el sentido de que la institución estaría en contra de las campañas que realizan las municipalidades a favor de las mascotas de los ciudadanos de menos recursos, precisa lo siguiente:

No está en contra de atender a las mascotas de los vecinos. El INDECOPI no está en contra de la atención que puedan ofrecer las municipalidades a favor de las mascotas de las personas de escasos recursos. Por el contrario, considera que las campañas de esterilización u otras de tipo asistencial son loables y las apoya.

Defiende la Constitución. La labor que realiza el INDECOPI, a través de la Comisión de Fiscalización de la Competencia Desleal (CCD), es defender el mandato de la Constitución Política del Perú, que señala que el Estado (y aquí están incluidas las municipalidades) no puede realizar actividades económicas o negocios con el dinero de los contribuyentes y con ello competir de manera desleal con otros empresarios que pagan impuestos y asumen el riesgo de invertir en un negocio. Es decir, no pueden establecer negocios, cuando los agentes privados ya cubren esa función.

Pueden ofrecer servicios por subsidiariedad. Por ejemplo, la Constitución permite que las entidades públicas, como los municipios, puedan realizar actividades empresariales siempre y cuando no exista ningún agente privado que ofrezca algún producto o servicio, y cuando hay una razón de alto interés público. Para ello, deben contar con una ley que las autorice. A ello se le conoce como “principio de subsidiariedad”.

El dinero de los ciudadanos no pude financiar actividad empresarial. Para que los vecinos y ciudadanos comprendan mejor, planteamos el siguiente ejemplo: si por causa del incremento de los alimentos, una municipalidad decide crear un restaurante municipal de pollos a la brasa y vende sus productos más baratos que otras pollerías, estaría violando la Constitución porque estaría usando el dinero de los impuestos que pagan todos los vecinos, para invertir en dicha actividad. A eso se le llama competencia desleal porque se usa el dinero de todos, incluyendo el que pagan los dueños de otras pollerías a través de los impuestos, licencias, arbitrios, entre otros.

INDECOPI tiene mandato legal para fiscalizar. El Indecopi tiene el mandato legal de verificar que ninguna entidad del Estado use la plata de los ciudadanos para realizar actividades empresariales.

Municipalidades pueden sustentar sus actividades. Volviendo al caso de las municipalidades, como la de Ventanilla o San Borja, lo que ha hecho la CCD es notificarlas sobre el inicio de un procedimiento sancionador en el cual demostrarán que realizan actividad asistencial, de ser el caso. Si se tratara de una actividad empresarial deberán demostrar que están autorizadas legalmente. El procedimiento está en trámite y pueden sustentar sus defensas con todas las garantías del debido proceso.

Lima, 25 de setiembre de 2017

Deja un comentario